Select Page

El discurso de la ética empresarial ha trascendido de lo teórico a producir grandes efectos en el ámbito social y legal, no solo para las personas jurídicas sino también para sus administradores. Es el caso de Bureau Veritas Colombia y Tecnicontrol (entidades certificadoras de procesos de buenas prácticas empresariales), que fueron sancionadas por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) por violar la libre competencia en una licitación ante Ecopetrol, al simular ser empresas competidoras e independientes entre sí.

La sanción por más de 13.700 millones de pesos fue impuesta a las personas jurídicas, como a sus representantes legales (personas naturales) por haber colaborado, facilitado, autorizado, ejecutado y tolerado la práctica restrictiva de la libre competencia dentro del proceso licitatorio.

A pesar de que la Resolución No. 41412 de junio de 2018, aún puede ser objeto de contradicción, se destaca el análisis exhaustivo para cada uno de los hechos y el material probatorio obtenido a lo largo de la investigación realizada por la SIC, en la que se vislumbra la estructuración de las actuaciones realizadas por ambas compañías para facilitar que Bureau Veritas resultara adjudicataria de la licitación, mediante la manipulación de las ofertas.

A este caso se suma una posible sanción adicional a cargo de otra Superintendencia…la de Sociedades, por el no reporte de la situación de control que ejerce la sociedad matriz sobre sus subordinadas en Colombia, ya que ambas compañías sancionadas en la licitación no declararon la situación de control que ejercía su matriz . De haber estado registrada dicha situación en los certificados de existencia y presentación legal de ambas compañías para el momento en que se presentaron en la licitación, se hubiese evidenciado que la sociedad Bureau Veritas International ejercía el control de ambas empresas, en su calidad de sociedad matriz .

La sensibilidad del caso trasciende por la naturaleza de las compañías y por el alcance de la responsabilidad que les otorga a los administradores, no solamente para aquellos que actúan de manera activa y directa en aquellas conductas o prácticas restrictivas a la libre competencia, sino para aquellos que mantienen una conducta pasiva, es decir, que teniendo conocimiento de la conducta no adoptan las medidas necesarias para evitar su realización, cesación, o para aquellos que por razón de sus funciones, se presume que debieron conocer de la conducta restrictiva, teniendo que obrar como buen hombre de negocios, es decir con debida diligencia .

El anterior caso evidencia la importancia de la ética empresarial al interior de las empresas, en donde la gestión de los administradores influye directamente no solo para la realización de negocios rentables, sino para mantener de forma sostenible el valor reputacional y la confianza de los colaboradores, proveedores, clientes y en general de toda la sociedad en donde la empresa desarrolla sus operaciones, como principales activos intangibles de las empresas.

La responsabilidad de las empresas y de sus administradores ha evolucionado, no se puede desconocer que el cumplimiento del buen gobierno corporativo mediante buenas prácticas empresariales o compliance, pasa a ocupar un lugar muy importante en las organizaciones de todos los tamaños y sectores, se pasó de “hacer negocios rentables” a lo que denomino “hacer negocios con inteligencia corporativa sostenible”.

LO QUE DICE LA LEY

La prohibición general contenida en el artículo 1 de la Ley 155 de 1959 dispone que “…Quedan prohibidos los acuerdos o convenios que directa o indirectamente tengan por objeto Iimitar la producción, abastecimiento, distribución o consumo de materias primas, productos, mercancías o servicios nacionales o extranjeros, y en general, toda clase de prácticas, procedimientos o sistemas tendientes a limitar la Iibre competencia y a mantener o determinar precios inequitativos”.

Para personas jurídicas, el numeral 15 del artículo 4 del Decreto 2153 de 1992, modificado por el artículo 25 de la Ley 1340 de 2009. Así mismo, para personas naturales el numeral 16 del artículo 4 del Decreto 2153 de 1992, modificado por el artículo 26 de la Ley 1340 de 2009, establecen las multas y sanciones.

Luisa Fernanda Jiménez
Luisa Fernanda Jiménez
Temas: Derecho Corporativo, Cambiario, Tributario y Propiedad Intelectual.

Luisa Fernanda tiene amplia experiencia en la estructuración de negocios con inversión extranjera y nacional. Ha participado en procesos de fusiones y adquisiciones; regulación de operaciones cambiarias; creación de acuerdos de cooperación empresarial; procesos de competencia desleal, protección de propiedad intelectual e industrial en Colombia.