Select Page

El buen nombre constituye uno de los elementos más valiosos dentro del patrimonio de una empresa, encontrándose ligado a su valor moral y reputacional. De tal manera que las personas en general y en especial sus clientes, se forman un juicio de valor sobre la dimensión de las bondades, virtudes y demás fortalezas con que cuenta la empresa.

Con la llegada de Internet, muchas organizaciones se han visto afectadas por informaciones erróneas, difamación e imputación de conductas injuriosas y calumniosas publicadas en las redes sociales, plataformas, aplicaciones y herramientas digitales; sin que existan medidas eficientes para su retiro e indemnización cuando dicha información atenta contra la reputación de las empresas.

Pero ¿cómo protegerse?

En lo que consideró una vulneración contra su buen nombre y honra, un empresario de muebles con sedes en Ibagué, Florencia y San Vicente del Caguán decidió tomar acciones contra el motor de búsqueda en Internet más grande del mundo, Google Inc., mediante una acción de tutela.

El caso tuvo inicio cuando una persona creó de forma anónima el blog “No compren en Muebles Caquetá ¡Estafadores!” en la plataforma “Blogger.com” – propiedad de Google -, emitiendo apreciaciones sin ningún fundamento que lo justificara.

Por tratarse de un anónimo que utilizó información falsa, el empresario agotó todas las posibilidades para solicitar el retiro del blog directamente ante Google, sin obtener una respuesta favorable. Esta situación de indefensión y la escasez de otro recurso para lograr el retiro de la información llevaron al empresario a utilizar la acción de tutela como medio para proteger sus derechos fundamentales vulnerados.

Finalmente, el empresario logró que Google eliminara del blog la información no probada de la comisión del delito de estafa y de otras expresiones que podían considerarse como injurias y calumnias contra el buen nombre de la empresa.

Adicionalmente, la Corte Constitucional ordenó como medida preventiva y efectiva para la protección de los derechos del empresario, que en caso de crearse otro blog anónimo en “Blogger.com” con las mismas características, Google deberá proceder con el retiro inmediato de dicho blog.

Para tener en cuenta

En Colombia la libertad de expresión tiene límites ante la difamación e imputación de conductas injuriosas y calumniosas, en las que la prevalencia de dicho derecho cede ante la protección de los derechos fundamentales de los usuarios de Internet, como la intimidad, el buen nombre y la honra, como lo manifestó la Corte Constitucional al fallar la tutela.

LO QUE DICE LA LEY

El artículo 15 de la Carta Política reconoce el derecho a la intimidad personal y familiar, y establece expresamente el derecho de todas las personas a su buen nombre y el deber del Estado de respetar y hacer respetar esos derechos. Asimismo, el artículo 21 de la Constitución garantiza el derecho a la honra, y el inciso segundo del artículo 2, incluye entre los deberes de las autoridades, el de proteger en su honra a todas las personas residentes en Colombia.

Luisa Fernanda Jiménez
Luisa Fernanda Jiménez
Temas: Derecho Corporativo, Cambiario, Tributario y Propiedad Intelectual.

Luisa Fernanda tiene amplia experiencia en la estructuración de negocios con inversión extranjera y nacional. Ha participado en procesos de fusiones y adquisiciones; regulación de operaciones cambiarias; creación de acuerdos de cooperación empresarial; procesos de competencia desleal, protección de propiedad intelectual e industrial en Colombia.