Select Page

A pesar de que Colombia con la suscripción de diferentes tratados de libre de comercio ha logrado un gran avance en los procesos de registro de marcas y patentes, aún cuenta con muchos tropiezos en materia de Derechos de Autor.

Su incumplimiento se ha hecho notable en el TLC con EE.UU, por no reformar el marco legal aplicable, que data desde 1982, cuando la propiedad intelectual ocupa uno de los principales lugares en los tratados de libre comercio, en especial, con Estados Unidos y la Unión Europea.

Para los países desarrollados, la protección de los derechos de propiedad intelectual de sus nacionales en otros países es uno de los criterios fundamentales para el desarrollo del libre comercio, por el crecimiento económico y la protección al número de empleos que ello conlleva. Por otro lado, para los empresarios la debida y eficiente protección a la propiedad intelectual se convierte en un requisito indispensable para realizar inversiones en terceros países, al tratarse de activos que pueden generar un mayor valor para las empresas.

Colombia no ha podido solventar grandes problemas en esta materia, como el contrabando y los productos falsificados que representan aproximadamente una pérdida de USD$6.000 millones al año. Adicionalmente la piratería en las páginas web y las aplicaciones móviles, la regulación exorbitante para ciertos productos farmacéuticos, como la falta de cumplimiento del Convenio UPOV 91 que protege a las variedades vegetales, ocasionó que el Gobierno de los Estados Unidos incluyera a Colombia en la “Lista prioritaria” en el 301 Report on Intellectual Property Rights[1].

A pesar de que no se trata de una lista sancionatoria, advierte la importancia de cumplir con lo pacto en el TLC, por esa razón, el Gobierno Colombiano ya se encuentra tramitando un proyecto de ley en el congreso que actualizará el marco legal aplicable a los Derechos de autor.

Pero no será la única medida que deberá adoptar, la declaratoria de ciertos productos farmacéuticos como de interés público y el condicionamiento de su protección por criterios diferentes a la seguridad y efectividad, son un punto de la agenda que requieren de pronta modificación.

Por otro lado, el proceso de actualización y las nuevas tendencias de interpretación realizadas por la Superintendencia de Industria y Comercio sobre la Propiedad Intelectual, representa un llamado a los empresarios colombianos para que reconozcan su gran importancia en el mercado y la necesidad de adelantar los trámites necesarios para que sus activos correspondientes a la propiedad intelectual, como lo son las patentes, marcas, obtenciones vegetales, diseños industriales, de circuito, etc., sean objeto de protección de acuerdo a los estándares internacionales, en especial, cuando las empresas inician procesos de internacionalización. |

[1] https://ustr.gov/about-us/policy-offices/press-office/press-releases/2018/april/ustr-releases-2018-special-301-report

LO QUE DICE LA LEY

Tratado de Libre Comercio. Colombia y Estados Unidos. Capítulo dieciséis. Derechos de Propiedad intelectual. “Cada parte ratificará o adherirá a los siguientes acuerdos hasta el 1 de enero de 2008, o a la entrada en vigor de este Acuerdo, cualquiera que sea posterior: (…) el Convenimos Internacional para la protección de las obtenciones Vegetales (Convenio UPOV 1991).

(…) Con respecto a todas las categorías de propiedad intelectual cubiertas por este Capítulo cada Parte deberá otorgar a los nacionales de otras Partes un trato no menos favorable que el otorgado a sus propios nacionales con respecto a la protección y goce de dichos derechos de propiedad intelectual y cualquier otro beneficio derivado de dichos derechos”.

Luisa Fernanda Jiménez
Luisa Fernanda Jiménez
Temas: Derecho Corporativo, Cambiario, Tributario y Propiedad Intelectual.

Luisa Fernanda tiene amplia experiencia en la estructuración de negocios con inversión extranjera y nacional. Ha participado en procesos de fusiones y adquisiciones; regulación de operaciones cambiarias; creación de acuerdos de cooperación empresarial; procesos de competencia desleal, protección de propiedad intelectual e industrial en Colombia.