Select Page

Una de las principales preocupaciones tanto de los empleados como de los empresarios es que se cumpla con la jornada laboral, aun cuando muchas veces el total de ese tiempo no se dedique a cumplir con las tareas asignadas.

La creencia de que el tiempo presente en la empresa es proporcional a la productividad del empleado es una realidad. Pero… ¿realmente la sola presencia del trabajador y el cumplimiento de un horario es garantía de buen desempeño? ¿la disponibilidad de tiempo del trabajador es sinónimo de resultados productivos para las compañías?

Vale la pena recordar que Alemania, siendo una de las naciones más productivas del mundo, maneja una jornada laboral de 35 horas a la semana, mientras que en Colombia es de 48 horas sin que ello haga mella en nuestra productividad, debido a que damos mayor importancia al tiempo que pasamos en las oficinas que al cumplimiento de los objetivos y responsabilidades del cargo.

Entonces cabe pensar que desde las empresas y los trabajadores hay un chip por cambiar: la cantidad de tiempo frente a la calidad de trabajo. Para esto, las organizaciones deberán migrar a nuevas formas de evaluación e implementar sistemas de control de desempeño, modelos de indicadores de gestión y valoración por resultados.

De esta manera será posible evidenciar la baja productividad o deficiencia en el rendimiento del trabajador, para ser usado como una justa causa de despido, siempre y cuando haya una reincidencia.

Una medida que ayudará a las empresas a mantener una fuerza laboral enfocada en el cumplimiento de los objetivos de la compañía, y sin duda, un ahorro de costos en el mantenimiento de horas improductivas de los trabajadores.

Karen Palacios
Karen Palacios
Temas: Laboral – Seguridad social - Contractual - Procesal.
Amplios conocimientos y experiencia en el ámbito de las relaciones laborales entre particulares y con el estado.
Ha participado como consultora en procesos de negociación entre sindicatos y empleadores, y como apoderada en procesos judiciales y administrativos relacionados con reconocimiento de derechos laborales, pensionales, responsabilidad laboral, indemnizaciones y cartera.