Select Page

Respire profundo y trabaje consciente

Estrés, frustración, cansancio y falta de concentración son algunos de los estados comunes de las personas, en las oficinas donde todos corren contra el tiempo como si los días ya no fueran suficientes. Estas son algunas de las características que han llevado a un aumento de enfermedades por estrés y ausentismo laboral alrededor del mundo.

Según cifras publicadas por Instituto Europeo de Psicología Positiva, en Colombia, las pérdidas anuales por ausentismo y estrés laboral son de alrededor de 64 mil millones de pesos, mientras en un país como España, las pérdidas aproximadas en productividad anual son cercanas a los 128 mil millones.

Será por esto que grandes empresas como Apple, Nike, Twitter, Google y General Mills, han incluido prácticas como la meditación en sus horarios laborales, llevando no solo a sus más importantes ejecutivos sino a sus trabajadores en general a mejorar su bienestar.

Esta disciplina, conocida como Mindfulness (atención plena), busca centrar la atención en el momento presente a partir de técnicas de meditación basadas en la concentración sobre la respiración, la conciencia plena del cuerpo y de los sentidos, y la relajación, en periodos cortos de tiempo y sin importar el lugar en el que se realice.

Para muchos escépticos los beneficios no son claros ni comprobables, sin embargo, los resultados del programa Search Inside Yourself de Google, refieren que los participantes han ganado una mayor inteligencia emocional, una mejor gestión de sus impulsos, disminución de ansiedad y depresión, mayor análisis de sus emociones, mejoras en la comunicación, y una mente más calmada para tomar mejores decisiones, entre otros.

Según la encuesta El mejor lugar para trabajar realizada por  trabajando.com, los factores que hacen que una empresa sea un excelente lugar para trabajar son: motivación de los líderes 15%, los beneficios y compensaciones 15%, el plan de desarrollo y de capacitación 13%, el respeto 11%, el trabajo en equipo 11%,  la comunicación 11%, la relación con la jefatura 8% y la innovación 6%; mientras que el aspecto más atractivo para cambiar de empleo es: remuneración 41%, ambiente laboral 41%, desarrollo de carrera 18%.

De esta manera vemos cómo más allá de cuestiones salariales, los esfuerzos que las empresas hagan para promover y mejorar el bienestar de sus equipos sin duda se verán reflejados en los niveles de productividad de sus trabajadores, en un mejor clima organizacional y finalmente en las utilidades de la empresa. Entonces, ¿por qué no intentarlo?

SU comportamiento… NUESTRA reputación

Que debe separarse la vida personal de la profesional y que estas no deben mezclarse es un discurso recurrente, sin embargo, a la luz de la ética y la reputación corporativa, vale la pena tener en cuenta que un comportamiento particular puede fácilmente convertirse en un asunto organizacional.

El reciente caso de Richard Roeper, columnista y crítico de cine del Chicago Sun Times, quien fue suspendido al ser identificado en la investigación The Follower Factory publicada por el New York Times, como una de las tantas figuras públicas que compraron seguidores falsos en Twitter, pone de manifiesto la responsabilidad de las empresas en las acciones de sus trabajadores.

La situación ha generado contradictorias posiciones; para algunos resulta exagerado que esta práctica – común en la red social – lleve a que Roeper sea objeto de una investigación y posible desvinculación del medio, para otros, es claro que su conducta fraudulenta merece ser castigada.

Pero ¿hasta qué punto la ética de los empleados puede generar impactos en las empresas? ¿podrían las empresas exigir conductas éticas a sus trabajadores en ámbitos fuera de los organizacionales?

Definitivamente sí. En este caso, por ejemplo, para un medio de comunicación que profesa valores como la responsabilidad, la transparencia y la búsqueda de la verdad en el quehacer de su negocio, que uno de sus miembros compre seguidores falsos en una red social, sin duda pone en tela de juicio su credibilidad.

Además, si bien Richard Roeper es una persona por fuera del medio su nombre como figura pública está atado al del periódico y, por ende, sus conductas también lo estarán. Por eso, resulta coherente que el Chicago Sun Times se haya pronunciado al respecto para anunciar una investigación al columnista y la suspensión de sus publicaciones durante la misma.

Sin embargo, la investigación de New York Times menciona decenas de celebridades entre músicos, actores, políticos, empresarios y deportistas, acusados de haber comprado seguidores falsos sin repercusión alguna. Esto puede llevarnos a cuestionar hasta dónde llega la aceptación social de ciertas conductas y si es que el hecho de que una práctica deshonesta sea común y recurrente (“porque lo hace todo el mundo”) la hace menos indecente.

Trabajadores por cuenta propia le siguen el ritmo a la transformación tecnológica

La tecnología ha traído cambios para muchas empresas y sectores económicos, tanto en los procesos de producción como en la forma en la que se hace el trabajo administrativo y creativo. Por esto no es descabellado ver cómo ha crecido el modelo “freelance” o de trabajadores por cuenta propia alrededor del mundo en los últimos años.

Según cifras publicadas por la encuesta anual “Freelancing in America” realizada por Upwork y la Unión de Freelancers, el total de trabajadores independientes en los Estados Unidos llegó a los 57,3 millones, es decir, un aumento del 8,1% en los últimos tres años. Una tasa de crecimiento tres veces mayor, desde el 2014, frente al crecimiento general de la fuerza de trabajo en los Estados Unidos, del 2.6%.

Esta tendencia en aumento se puede analizar a la luz de la flexibilidad de horarios, la libertad de organizar el tiempo, la posibilidad de viajar y trabajar desde cualquier lugar: un starbucks, otra ciudad o incluso desde otro país, gracias a la tecnología; que han llevado sobre todo a la generación millennial – que ocupa un 47% de los trabajadores por cuenta propia en Estados Unidos -, a contemplar el trabajo freelance como su principal opción.

En el caso de las empresas es interesante ver algunas de las ventajas que este modelo representa, ya que por un lado permite la contratación de profesionales para proyectos específicos en periodos de tiempo determinados; además del ahorro en los costos operativos y logísticos; y la posibilidad de trabajar con expertos de distintas áreas ubicados en cualquier parte del mundo.

Cabe destacar que la dinámica de trabajo de los profesionales freelance les exige mantenerse en constante actualización frente a los cambios de la industria TI y el mercado de trabajo, y los provee de mayor agilidad y flexibilidad. Según el estudio, el 65% de los independientes actualizan sus competencias para mantenerse vigentes en el mercado laboral.

Esta capacidad de adaptación representa una importante ventaja para las empresas, a quienes les permitirá aprovechar la experticia de estos trabajadores para incluir nuevas perspectivas en sus organizaciones e incrementar la velocidad de reacción frente a las necesidades del mercado.

Finalmente, es clave analizar la situación de los freelancers frente a la evolución tecnológica en las diferentes industrias, donde el 49% de indicó que su trabajo ya ha sido afectado por la inteligencia artificial y la robótica versus el 18% de los trabajadores dependientes. De ahí que el 77% de los independientes encuestados crea que al menos uno de sus trabajos será realizado por máquinas o robots en los próximos 20 años.

Evite que un divorcio se convierta en una crisis laboral

Que los empleados puedan separar la vida personal de la profesional, dejar los problemas en casa y tener una buena actitud en la oficina, sería el escenario ideal para las empresas y el entorno laboral.

Sin embargo, es imposible desconocer cómo las situaciones positivas, pero sobre todo las negativas que enfrentan las personas a diario afectan no solo su estado anímico y su vida personal, sino que impactan en materia de eficiencia y productividad su rol en las organizaciones, tal como en el caso de un divorcio.

Pero ¿cómo llevar este proceso doloroso, molesto e inquietante en el plano profesional sin que se vea afectada la dinámica de un equipo de trabajo?

Para Isabela Silva, psicóloga organizacional y Coordinadora de Recursos Humanos en el Grupo Altum, es fundamental que las empresas estén preparadas para dar soporte a los trabajadores que enfrentan crisis personales, como la generada por un divorcio.

De esta manera, se deben fomentar espacios de acompañamiento profesional, en psicología y asesoría legal, que permitan a la persona llevar el proceso de la mejor manera por medio de terapias de crisis y orientación frente a sus preocupaciones jurídicas y económicas.

Además, es muy importante que las compañías generen relaciones de confianza y motiven la comunicación de sus empleados con sus jefes directos y los responsables de talento humano.

Ya que cualquier líder debe estar al tanto de lo que sucede con el personal a su cargo para que pueda apoyar estos procesos, por ejemplo, con los tiempos y permisos necesarios, así como un cambio de ritmo provisional en el cumplimiento de las responsabilidades e indicadores de gestión del trabajador.

De otro lado, Silva propone crear programas de beneficios para los trabajadores, que puedan aportar a su bienestar con el aprovechamiento del tiempo libre, por medio de actividades que sean de su interés, como prácticas deportivas, culturales, viajes o actividades sociales.

Finalmente, recomienda llegar a un acuerdo con la persona para que decida hasta dónde quiere hacer partícipe de la situación a su equipo de trabajo más cercano y hacer un acompañamiento en la socialización de su divorcio con sus compañeros, de manera profesional y respetuosa, para evitar convertirlo en chismes de pasillo.

“Estos procesos no tienen una duración específica, dependerán más de la capacidad de resiliencia que tenga la persona para afrontar el divorcio, a partir de los mecanismos de defensa que le propicien los estados de seguridad y confiabilidad, y de esta manera lograr afrontar los obstáculos, tolerar la presión y buscar objetivos en beneficio propio a corto, mediano y largo plazo” concluye Isabela

La asesoría legal, una opción inexplorada como beneficio laboral

Los problemas que enfrentan las personas por fuera de las organizaciones no solo impactan sus vidas personales, en la mayoría de los casos, el daño se extiende a sus áreas de trabajo y a los resultados generales de las empresas.

Pese a que esta es la realidad para muchas personas naturales, en Colombia, la prevención y asesoría en asuntos legales no es un tema en la agenda de los programas de beneficios, en los que es más común encontrar descuentos para gimnasios, pasadías en centros recreacionales, o un día extra de descanso al año, entre otros.

Como en el caso de Imelda González, quien gana $1.565.000 mensuales (es decir, dos salarios mínimos); con los cuales debe mantener su hogar: pagar la educación de sus dos hijas, transporte, vivienda y alimentación. Además, debía pagarle $240.000, a la señora que desde hace dos años le ayudaba en su casa, cuidando a sus hijas dos veces por semana.

Como persona natural Imelda resultó inmersa en una demanda en su contra, presentada por quien cuidaba a sus hijos, por el no pago de seguridad social y parafiscales.

En este asunto, el juez puede decretar el pago de una indemnización cercana a los $8.000.000, teniendo en cuenta que deberá cubrir lo equivalente al tiempo de no pago de: cesantías ($480.000), prima ($480.000) intereses de cesantías ($58.000), seguridad social ($922.000), sanción moratoria ($6.000.000) e intereses de mora en aportes a seguridad social.

Finalmente, si a este escenario le sumamos el pago de honorarios del abogado que deberá contratar para hacer frente a este caso, es decir, cerca de $2.500.000, definitivamente tenemos un empleado angustiado, ausente, poco productivo e incluso con afectaciones en su salud.

Por esto, las empresas deberían considerar realizar alianzas con las firmas de abogados cercanas y negociar dentro de sus contratos, paquetes de asesoría gratuita y acompañamiento legal para sus empleados con menores ingresos.

Esta cultura legal tiene un mayor auge en otros países. Según una encuesta realizada por Epoq, en la que participaron 2.002 adultos británicos, más del 80% de los empleados valoran los servicios de pensiones, salud, legales y de protección, muy por encima de los beneficios como la membresía en gimnasios (62%).

Finalmente, un asunto legal a menudo está relacionado con preocupaciones financieras, por esto, ofrecerle a un trabajador un plan que le permita tener acceso a un abogado para enfrentar problemas legales ordinarios no solo les va a ahorrar tiempo y dinero, sino que les permitirá mantenerse enfocado y ser más productivo.